viernes, 1 de diciembre de 2017

TU CAMINO A CASA

Existe una tribu en África, donde la fecha de nacimiento de un niño no se toma como el día en que nació, ni como el momento en que fue concebido, sino como el día en que ese niño fue “pensado” por su madre. Cuando una mujer decide tener un hijo, se sienta sola bajo un árbol y se concentra hasta escuchar la canción del niño que quiere nacer. Luego de escucharla, regresa con el hombre que será el padre de su hijo y se la enseña.
Entonces, cuando hacen el amor con la intención de concebirlo, en algún momento cantan su canción, como una forma de invitarlo a venir. Cuando la madre está embarazada, enseña la canción del niño a la gente del lugar, para que cuando nazca, las ancianas y quienes estén a su lado, le canten para darle la bienvenida. A medida que el niño va creciendo; cuando el niño se lastima o cae o cuando hace algo bueno, como forma de honrarlo, la gente de la tribu canta su canción. Hay otra ocasión en la que la gente de la tribu le canta al niño. Si en algún momento de su vida, esa persona comete un crimen o un acto socialmente aberrante, se lo llama al centro de la villa y la gente de la comunidad lo rodea. Entonces le cantan su canción.
La tribu reconoce que la forma de corregir un comportamiento antisocial no es el castigo, sino el amor y la recuperación de la identidad. Cuando uno reconoce su propia canción, no desea ni necesita hacer nada que dañe a otros. Y así continua durante toda su vida. Cuando contraen matrimonio, se cantan las canciones juntas. Y finalmente, cuando esta persona va a morir, todos en la villa cantan su canción, por última vez, para él. “Puedes no haber nacido en una tribu africana que te cante tu canción en cada una de las transiciones de tu vida, pero la vida siempre te recuerda cuando estás vibrando a tu propia frecuencia, y cuando no lo estás. Sólo sigue cantando y encontrarás tu Camino a Casa”.
                                      
                       

lunes, 20 de noviembre de 2017

SÍNTOMAS EXTRAÑOS...


Muchas personas han estado experimentando de vez en cuando “síntomas” extraños que difícilmente encuentran explicación científica.
Estas cosas suelen estar relacionadas con el campo magnético de la actividad de la Tierra, el eclipse solar o la Luna Nueva, etc. Algunos investigadores creen que los eventos cósmicos pueden desencadenar reacciones extrañas en personas sensibles a la energía.
Aquí están los “síntomas” más comunes que mucha gente está experimentando globalmente:
 1. Apetito por azúcar
Este extraño síntoma es acerca de un deseo excesivo por cosas dulces y chocolates llegando repentinamente en ondas y se van.
2. Patrones de alimentación extraños.
La gente a menudo se vuelve incapaz de averiguar lo que quieren comer debido a la pérdida de apetito y antojos repentinos. Los no-vegetarianos de repente tienen deseos de verduras y frutas, y lo contrario para los vegetarianos.
3. Extraños Patrones de sueño
Este extraño síntoma es sobre la necesidad de más horas de sueño, pasando y despertando a horas extrañas, y requiriendo siestas. Los extraños “síntomas” suelen estar relacionados con el campo magnético de la actividad de la Tierra, el eclipse solar o la Luna Nueva, etc.
4. Dolor o sensaciones de presión, de perforación y remolinos alrededor de la cabeza y del área del plexo solar
Particularmente en la parte superior del cerebro debajo del cráneo y alrededor del tercer ojo, como si algo está funcionando justo en el cerebro, y todo esto está dando lugar a fuertes dolores de cabeza.
 5. Sentidos aumentados, particularmente el sentido del olfato
El olfato de algunas personas a menudo se vuelve realmente fuerte por las noches, y comienzan a oler todo a su alrededor con sus ojos cerrados.
 Sentirse como perdiendo el equilibrio o su cuerpo está fuera de coordinación también pertenece a estos síntomas extraños.
6. Pasando ondas continuas de sentimientos profundamente conflictivos y superpuestos rápidamente
A veces la gente siente todas las emociones simultáneamente, ya sea riendo, llorando, saltando de alegría, o estando molesta todo el día.
Beba mucha agua, duerma mucho, coma alimentos ligeros de alta vibración, tome el sol, descanse y sobre todo, sea amable con usted mismo.

domingo, 12 de noviembre de 2017

NUESTROS CUERPO

"La tragedia de la vida no es la muerte. Sino lo que dejamos de morir dentro de nosotros, mientras vivimos." A veces creemos que merecemos un cuerpo mejor cuando lo cierto es que no siempre, nos hacemos merecedores del cuerpo que nos contiene, y quizá sea el momento de poner nuestra mirada sobre él, y mostrarle la gratitud que se merece. 
Querido cuerpo…
Gracias por contenerme desde el momento en que decidí venir a esta gran aventura, porque sin ti nada de esto hubiera sido posible. No recuerdo si te elegí, eso dicen, pero lo cierto es que no importa demasiado, porque, desde el minuto uno, fuiste el continente perfecto, sin rendirte al acto traumático de abandonar el que entonces era tu medio natural, luchando desde el primer momento por la vida, para permitirme ser, estar, para gritarle a la vida…¡estamos listas! Gracias por hacer tu parte de forma silenciosa, por encargarte de mantenerlo todo a punto, sin darte importancia, como si nada. Gracias por hacerme respirar aun en los momentos en que no había ganas, por realizar ese proceso alquímico de convertir lo que respiro, lo que como, lo que bebo en combustible para vivir.
Gracias por tus avisos, por tu dolor cuando te muestras en forma de síntoma físico, por tu palpitar deprisa cuando me encontraba de frente con el amor. No siempre tuvimos una relación fácil, la ingratitud de la juventud supongo. Y es que esos ojos que funcionaban tan bien, gracias también por ello, te miraban sin verte. Perdona a mi joven ego por pensar que nunca eras demasiado perfecto, que podría ser más bella, y más delgada. Perdona por sentir que no eras merecedor de las caricias, perdona por culparte de no recibir un amor cunado ni yo misma me amaba.
Y mientras tanto, tú seguías sin fallarme, funcionando a pleno rendimiento, estirándote para dar cabida a la mujer que se estaba formando, preparándote por si, en mi libre albedrío, decidía prestarte para albergar otro cuerpo que un día contuviera otro ser. Y a veces también te odiaba por ello, cada 28 días supongo, pero tú seguías sin rendirte, seguías siendo igual de eficaz, seguías conteniéndome y permitiéndome vivir…gracias de nuevo. Y con el tiempo descubrí que el problema no eras tú sino yo, que era yo la que no estaba cumpliendo con mi misión, que tú eras perfecto y que era en otro lugar donde debía buscar el motivo de mi insatisfacción.

lunes, 23 de octubre de 2017

NOS ES TUYO, DEJALO IR...

Muchas cosas de lo que acarreamos los seres humano, a lo largo de una vida no son nuestras, las hacemos nuestras pero no lo son. Incluso cuando te miras al espejo en la noche o, en la mañana, crees que así, cada uno de nosotros, hemos permitido que así sea, pero no lo es. Tienes que adéntrate en tu corazón, y sentir lo que es tuyo, y deja todo lo demás atrás.
¿Y pregúntate, a que me estoy aferrando?
Si me lo permite te diré, que nos aferramos a cosas viejas que ya no nos sirven. Te aferras a los problemas familiares, a tu preocupación por los demás, te aferras a las cosas que tienen que ser de cierta manera, los pensamientos locos que pasan por tu mente, y que has tratado de suprimir.
Estos no es tuyos. Esas viejas batallas, no son tuyas. Hay cosas que están tan adentro. A veces ni nos damos cuenta, pero ya no son tuyas, es difícil darse cuenta, por que te sientes tan cerca y conectado con las cosas de tu vida y siente que formas parte de ellas. Suponemos que debemos salvar el mundo, salvar a nuestra familia o cualquier otra cosa. Te sientes parte de ellos. "Obviamente", y piensas, "tiene que ser mío" y continúas con la batalla, pero las tomates como propias. Porque lo mejor que puedes hacer por tus antepasados, por tu familia ahora, es liberarla. Pero estas cosas ya no son tuyas. No significa que vas a perjudicar a otras personas. No significa que seas indiferente a los demás. Simplemente significa que ya no puedes llevarlas por ellos más. Has cargado demasiado por otras personas y, en realidad, demasiado por el otro. Es una cosa de gran belleza, cuando dos que se aman uno al otro se cargan mutuamente, pero las cosas de su cuerpo no son suyas. Lo único que es tuyo es lo que tu eliges, sea lo que sea, que hayas elegido. 
Tu corazón  estás cargando demasiado. Ese profundo dolor en tu corazón, no es tuyo, tu crees que si, pero no lo es. Ha sido llevado contigo por mucho tiempo. Tus experiencias personales que se remontan, muy atrás, A veces, ni siquiera sabes que están allí. Pero te aferras a eso. Es como un viejo jersey que sigues tejiendo y te aferras a él. Para entender esto, vamos al corazón. No a la mente, sino al corazón. Verás, estamos tan acostumbrados a evaluarnos desde la perspectiva de la mente: bueno o malo, correcto o incorrecto. Que nos olvidamos del nuestro corazón, vamos al corazón y echemos un vistazo a lo que hay allí. Lo que hay en tu corazón es una buena persona, una muy buena persona. Una persona que se ha preocupado tanto por los demás por tanto tiempo. Una persona que ha tratado de consolar y curar a otros, de cuidar a los demás. Una persona que ha dado de sí mismo, su propia energía para los demás. Pero al hacerlo, también has tomado sus cosas. Has tomado cosas que no te pertenecen. Has tomado sus dificultades, sus problemas, sus problemas físicos, sus experiencias, sus traumas, incluso sus logros y alegrías, pero esas cosas no son suyas. Sí, quizás te honres por tener la experiencia de asumir todas estas cosas que no son tuyas. Por eso es difícil, entender que eso no es tuyo, Tu corazón tiene tanta humanidad, tal amor por las personas, que casi crees que es tu trabajo asumir todos sus problemas, y no es así. No hay mal alguno en tu corazón, ni debilidad, solo el corazón de un ser compasivo y solidario.
¿Puedes simplemente liberarlos? No luches contra ellos. Solo déjalos ir. Me voy a tomar la libertad de pedirte que respires profundo, y preguntes: "¿Esto es mío o no?" Siente todo esto dentro de tu Ser a medida que surgen todas estas cosas. "Esto no es mío", y al hacerlo, te ayudará a darte cuenta de lo que es tuyo. Ese dolor profundo que has sentido toda tu vida, no es tuyo. Has creado una identidad a su alrededor. Has creado destrucción y trauma a su alrededor. Ya no es tuyo. No lo es. Fue una experiencia, pero no es tuyo. Respira profundo y déjalo ir. No es tuyo. Entonces, te pregunto, ¿qué hay en tu corazón? ¿Cuál es tu bondad? ¿Cuál es tu bondad contigo mismo? Y te pido que mires profundamente, la bondad contigo mismo. Y sientas en tu corazón  esa bondad, la misma bondad que has tenido para todos los demás, pero ahora sobre ti mismo. ¿Cuál es tu bondad? No estoy preguntando tus talentos o en qué sobresalías o qué has logrado. Esos no significan nada. A veces también nos sentimos culpables, por no poder salvar a la humanidad, y hacer de este Planeta un lugar de sabiduría y de amor. Eso es bueno. Esa es tu bondad, eso se muestra en tu amor por la naturaleza, y los animales. Entonces que es tuyo? ¿Lo que es tuyo? Tu bondad, tu cariño y compasión. Tu profundo sentido del compromiso. Esas cosas son tuyas. Lo demás no lo son.

Ahora observarte a ti mismos, tus pensamientos, tus sentimientos, lo que está sucediendo en tu vida, lo que estás atrayendo a tu vida, si las cosas son difíciles o fáciles, y cada vez que surja, toma una  respiración profunda y pregúntate. ¿Es esto mío o no? Cada vez que surja, en tu vida, échale un vistazo. ¿Y pregúntate, qué es lo que el Espíritu está tratando de decirte? ¿Qué lección se supone que tengo que aprender? 
Queridos amigos, siempre es bueno limpiar el camino de residuos, y llenarlo de Luz y Amor.

jueves, 6 de julio de 2017

FELICES VACACIONES PARA TODOS!!!

Reunido por el destino o por el azar, agradezco al Universo habernos dado la oportunidad de encontrarnos en este camino llamado vida. Porque todos unidos somos chispas de Amor del Creador aquí en la Tierra. Muchas gracias a todas las personas que hemos compartido este espacio, no importa si fue un día, una semana, un mes o un año. Todos los que pasaron por aquí, es para recordarnos nuestro proyectos de vida, marcando una huella en ese viaje que hemos emprendido rumbo a un despertar de conciencia, por eso es de agradecer en cada momento, todo lo que juntos hemos compartido. Les deseo un hermoso VERANO lleno de cosa buena.

Felices vacaciones para todos!!!
Abrazos de LUZ y AMOR.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...